Ministerio del Poder Popular para la Defensa, Planta Baja, Fuerte Tiuna, Caracas, República Bolivariana de Venezuela
Tlf.: (+58-212) 238.8363 / 239.0975 / 237.2619 E-mail: gerencia@tecnomar.com.ve

Instalan cámaras de seguridad en basílica Nuestra Señora del Valle

Hoy se cumple un año del robo de las joyas que estaban en el Museo Diocesano lleva el nombre de la Patrona de los Orientales. Comerciantes dicen que la inseguridad arropa las adyacencias de la iglesia.


10-11-2010

MARIANELA PEÑATE

Dos cámaras de seguridad instalaron ayer en los postes de alumbrado público cerca de la Basílica Menor Nuestra Señora del Valle. Una de las cámaras estará cerca de la plaza Santiago Mariño, y la otra diagonal al templo de la Patrona de los Orientales.

Varios comerciantes de objetos religiosos que se encontraban en sus puestos de trabajo expresaron que a un año del robo de las joyas, en el Museo Diocesano las autoridades regionales colocan las cámaras. ¿Por qué no lo hicieron cuando instalaron las primeras cámaras, a comienzo de año?, se preguntó una comerciante quien pidió no ser identificada. Además comentó que la inseguridad reina en las adyacencias de la Basílica.

UN AÑO DEL SACRILEGIO

El 10 de noviembre de 2009, a las dos de la tarde, aproximadamente, seis sujetos portando armas de fuego y con vestimenta que los identificaba como funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), ingresaron al Museo y     sustrajeron una corona y varias prendas de valor que feligreses ofrendaron a la venerada imagen.

Tres horas después de lo ocurrido, los individuos fueron capturados por una comisión de Polimariño en alta mar, cerca de Chacopata, en el estado Sucre.

Ante esa situación y para resguardar la imagen de la Virgen del Valle, el obispo de la Diócesis de Margarita, Jorge Aníbal Quintero, ordenó  cerrar la basílica desde la una hasta las cuatro de la tarde. Actualmente el horario se cumple, pues la soledad arropa las adyacencias del templo, durante esas horas.

A las 12:30 de la tarde de ayer, el sacristán Daniel Cedeño esperaba que un grupo de feligreses terminara de rezar a la Patrona de los Marineros para cerrar las puertas. “La inseguridad aumenta cada día. Todo está solo. Los lunes es peor”.

Cedeño mencionó que desde el año pasado el Museo está abierto al público de nueve de la mañana a doce del mediodía, de lunes a viernes, y los fines de semana hasta la 1:30 pm. En temporada alta extienden el horario para que religiosos visiten la casa de Dios.

Una comerciante que pidió el anonimato dijo: “mija, aquí no se dijo más nada del robo. Los sujetos viviendo como reyes en la cárcel. La inseguridad, bien gracias”.

Fuente: http://www.elsoldemargarita.com.ve/Noticias.aspx?NoticiaId=68556&SeccionId=1